Artículos de Colombia

Del Prelado

Carta del Prelado (diciembre de 2016)

Carta del Prelado (diciembre de 2016)

"Existe el riesgo -advierte Mons. Echevarría- de que el ajetreo del ambiente nos empuje, casi sin darnos cuenta, al atolondramiento: a hacernos perder el enfoque de que el Señor se halla muy cerca". Carta del Prelado de diciembre sobre el Adviento.

Mensaje del día

“No te cause pena ser nada”

No te duela que vean tus faltas; la ofensa de Dios y la desedificación que puedas ocasionar, eso te ha de doler. –Por lo demás, que sepan cómo eres y te desprecien. –No te cause pena ser nada, porque así Jesús tiene que ponerlo todo en ti. (Camino, 596)

A Dios, escribe el Evangelista San Juan, nadie le ha visto jamás: el Hijo Unigénito, existente en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer, compareciendo ante la mirada atónita de los hombres: primero, como un recién nacido, en Belén; después, como un niño igual a los otros; más adelante, en el Templo, como un adolescente juicioso y despierto; y, al fin, con aquella figura amable y atractiva del Maestro, que removía los corazones de las muchedumbres que le acompañaban...

la actualidad sobre el papa francisco

el opus dei, en primera persona

«Ecumenismo también significa querer, disculpar y servir a todos»

«Ecumenismo también significa querer, disculpar y servir a todos»

Raimo Goyarrola, vicario general de la Diócesis de Finlandia, cree que el centenario de la Virgen de Fátima supondrá un impulso especial en la unidad de los cristianos: una prioridad del Papa que se construye siendo muy humanos y estando muy unidos en torno al Santo Padre, primero entre todos los católicos.

Iniciativas sociales

San Josemaría Escrivá
"Sueño con muchedumbres de hijos de Dios, santificándose en su vida de ciudadanos corrientes, compartiendo afanes, ilusiones y esfuerzos con las demás criaturas".
Me consiguió trabajo... en dos horas

Me consiguió trabajo... en dos horas

Mi marido y yo nos hemos encontrado estos meses sin nada de trabajo y pasando apuros económicos. Una mañana me encontré con mucha angustia, sobre todo por el estado anímico de mi marido, al verse con cuarenta y tantos años, sin trabajo y con una familia a su cargo que mantener.