Monumento a San Josemaría en Bucaramanga y detalles de su inauguración.

La Subsecretaria de Educación dijo durante la inauguración que vivir la vida ordinaria como decía San Josemaría es algo que puede transformar un país.

En Colombia

Se inauguró el pasado viernes 23 de noviembre un monumento en el parque San Josemaría, localizado en la zona de Cabecera.

La historia es la siguiente: hace unos años, el Concejo de Bucaramanga, por ponencia de los concejales Esperanza Delgado y Jorge Arenas, decidió dar el nombre de San Josemaría Escrivá de Balaguer, Fundador del Opus Dei, al parque situado en la carrera 33 con calle 51 A.

San Josemaría difundió el mensaje de la santidad en medio del mundo, es decir,  que todos los hombres y mujeres,  pueden encontrar y servir a Dios en el trabajo cotidiano realizado con excelencia, amor y entrega a los demás y en el cumplimiento esforzado de los deberes personales. Este es un ideal que hoy viven miles de personas por todo el mundo.

También en Bucaramanga son muchos los que conocen y siguen las enseñanzas de San Josemaría Escrivá de Balaguer y participan en las actividades apostólicas de la Obra. Es por eso que a la inauguración del nuevo monumento acudió un significativo número de personas, con sus familias, aparte de los promotores y de las autoridades.

La Corporación de Fomento Cultural -Corfomento-, con el aval de la Secretaría de Infraestructura de Bucaramanga, decidió impulsar el ornato y embellecimiento del Parque, que está confiado para su cuidado a la Fundación Cardiovascular.

El monumento es un obelisco de tres metros de alto y uno de ancho, con base proporcional rectangular, en cuya parte superior va un medallón en bronce, de setenta centímetros de diámetro, con la efigie de San Josemaría, realizado por el escultor Fernando Montañez. Se agrega el nombre del Santo y sus fechas de nacimiento y muerte. En la cara posterior se leen las siguientes palabras, tomadas de su libro “Camino”:

“La enseñanza de Josemaría Escrivá es profundamente enriquecedora, independientemente de las resonancias sobrenaturales que pueda tener: encontrar en todos los ambientes personas que intentan trabajar bien" Alcalde de Bucaramanga

“La gente tiene una visión plana, pegada a la tierra, de dos dimensiones. - Cuando vivas vida sobrenatural obtendrás de Dios la tercera dimensión: la altura, y, con ella, el relieve, el peso y el volumen”. (Camino n 279)

La inauguración estuvo presidida por el Vicario Regional del Opus Dei en Colombia, monseñor Hernán Salcedo y por la Subsecretaria de Educación de Bucaramanga, Johanna Tamayo (en representación del alcalde de la ciudad,   Honorio Galvis Aguilar). La doctora Tamayo leyó un mensaje del burgomaestre en el cual afirmaba, entre otras cosas: “la enseñanza de Josemaría Escrivá es profundamente enriquecedora, independientemente de las resonancias sobrenaturales que pueda tener: encontrar en todos los ambientes personas que intentan trabajar bien, viviendo las virtudes humanas como la justicia, la honradez, la lealtad, la solidaridad, la sobriedad, la generosidad, la transparencia, la puntualidad, el orden, la alegría, etc. es algo que, sin espectáculo, puede transformar un país, una ciudad, una empresa, una familia”. Y exaltó la contribución de Corfomento y la Fundación Cardiovascular a Bucaramanga para la realización de este monumento.

En representación del concejo municipal se hicieron presentes los concejales Edgar Higinio Villabona Carrero y Esperanza Delgado Suárez. Ésta última recordó que ella había liderado en el 2003, junto con el antiguo concejal Jorge Arenas Pérez (también presente en el acto), la iniciativa para que este parque, localizado en un punto central de Cabecera, fuera bautizado con el nombre de ese gran personaje, lleno de ejemplos y aportes a la sociedad, que fue San Josemaría Escrivá de Balaguer. Además dijo: “Yo sabía de tiempo atrás sus maravillosas enseñanzas y conocía a diversas personas que las vivían y propagaban; me parecían, y hoy aún más, la mejor forma de contribuir a un desarrollo social profundo y a una vida urbana de verdadera calidad; aspectos que sabemos bien que nuestro mundo necesita más que nunca; además a través de los parques, esto se facilita y difunde”.

El Vicario regional del Opus Dei en Colombia (derecha) en compañía del Padre Víctor Forero (izquierda).

Al final, monseñor Hernán Salcedo Plazas, Vicario Regional del Opus Dei en Colombia, bendijo el monumento y dijo entre otras cosas: “La dignidad humana es tan grande, tan maravillosa —¡somos hijos de Dios!—, que cada uno debe cuidar su trabajo, el que sea, con el mismo cariño con que se trata el diamante más precioso, porque nuestras vidas han sido compradas, lo dice San Pablo, a un gran precio: la Sangre de Cristo”. Y agregó que esa dignidad se enriquece cuando los ciudadanos actúan haciendo uso de su libertad e iniciativa, “una libertad que permite a los hombres y a los pueblos edificar el mundo, sin sacralizar las estructuras temporales ni desarraigarlas de Dios. ¡Qué responsabilidad más maravillosa!”. (Ver homilía completa)

Monseñor Salcedo Plazas,  agradeció a la Corporación de Fomento Cultural y a la Fundación Cardiovascular, la iniciativa de darle el nombre del Fundador al mencionado espacio público.

La ceremonia terminó con una presentación musical a cargo del grupo coral Aliot y la invitación, por parte de los Directivos de Corfomento, a seguir trabajando por el embellecimiento de ésta y las demás zonas de reunión ciudadana, aprovechándolas para la intensa vida comunitaria y cultural, que mejore cada vez más la existencia citadina.